Noticias

En las aulas: ¿Pizarras o monitores interactivos?

En los últimos años los fabricantes de materiales interactivos nos informan de las maravillas de los monitores LCD táctiles y de los “inconvenientes de las pizarras interactivas”. Represento a una empresa integradora audiovisual para educación fundada en 1997 que llevamos realizadas más de 7.000 instalaciones en aulas de centros españoles y nuestra experiencia nos acredita para dar esta opinión y garantiza nuestra imparcialidad ya que no fabricamos equipos, solo suministramos, integramos y damos servicio. Los monitores LCD tienen un formato 16::10 (WXGA), lo cual hace que el área de visión sea rectangular y para una correcta visualización en un aula de 30 niños necesitamos de superficie de más de 85″. Un área menor es insuficiente; les invitamos a hacer la prueba.

i3 huddle i3 technologies

Ese tipo de monitores son muy caros (desde 5.000 euros, según marcas). Su peso es normalmente muy elevado —de 80 a 120 kg— e implica tener paredes robustas en la escuela para su instalación. En caso de avería, ¿quién se responsabiliza del servicio, transporte y reinstalación? Va a tener un alto coste aunque estemos en periodo de garantía. Además no tenemos en cuenta las normativas sobre instalaciones audiovisuales que no permiten equipos conectados a 220 V por debajo de distancias homologadas para que los niños no puedan tener accidentes. Estos temas nunca se tienen en cuenta hasta que pasa algo serio y entonces todos se rasgarán las vestiduras. No debemos olvidar que trabajamos con niños. Solamente son fiables los monitores que incorporan cristal frontal temperado anticolisión de 4 mm como mínimo, pero ello encarece más el producto aunque nos da gran fiabilidad. Las pizarras interactivas táctiles multitoque deben tener la superficie rotulable con rotuladores secos y limpieza inmediata con borrador y pueden ser de 2 formatos, 4::3 (xga) o 16::10 (WXGA). Lo más utilizado hasta ahora son las de formato 4::3, que con 77″ es suficiente área para una correcta visualización en el aula. Estamos asistiendo a la introducción de las pizarras 16::10 (WXGA) que corresponde a la resolución y relación de aspecto que tienen los ordenadores desde hace ya varios años. Los tamaños habituales son 87″ (193 x 118 cm, ancho por alto), 100″ (213 x 118 cm, ancho por alto) y 135″ (315 x 118 cm, ancho por alto). Increíblemente, los colegios todavía compran formato 4::3 por motivos de precio, pero están comprando un producto obsoleto, aunque esto es otra historia para un futuro inmediato.
El coste de aula interactiva con pizarra completa, instalada, con 5 años de garantía (imprescindible en los colegios) oscila entre 1.600 y 2.900 euros según marca, formato y sistema de conexionado elegido. Mucho más económico que los monitores LCD. Se ofrecen hasta 5 años de garantía tanto en pizarra, proyector y sistema de conexión (si el centro sabe dónde adquirirlo) y tiene un peso global para la pared de unos 30 kg, lo cual no es ningún problema para casi ninguna pared.

Pizarras digitales para ecoaulas
monitor-tactil-mejor precio-pantalla
pizarras-interactivas-smart

El servicio de asistencia técnica es inmediato (si el centro lo tiene bien contratado) ya que si el proyector está averiado se puede instalar otro de cortesía hasta su reparación y no se tarda más de 15 minutos en sustituirlo, y si está averiada la pizarra, cambiando el módulo de control que incorpora en alguna parte de su superficie (según cada marca) la reparación es inmediata, sin traslados de equipos ni problemas de portes. Cabe destacar la importancia de trabajar con empresas instaladoras que conozcan los equipos. Recomendamos empresas con sede oficial, ya que en la actualidad hay muchos ‘instaladores’ que trabajan desde su casa en un 4º 5ª de un piso de alguna zona civilizada que no garantizan para nada a los colegios estas características que hemos comentado. Sería de agradecer por el sector audiovisual educativo que los colegios exigieran las certificaciones ISO 9001 de gestión y la 14001 de medio ambiente a los suministradores e instaladores, que garantizaría que la empresa tiene una continuidad profesional y sabrá asesorar al centro dentro de unos límites aceptables.

En resumen, las aulas con pizarras interactivas y proyectores son, en la actualidad, la mejor opción para los colegios por muchos motivos y aunque los fabricantes quieran convencernos de lo contrario:
Relación calidad/precio incomparable por otra tecnología, por ahora y parece que por mucho tiempo
• Costes muy bajos para su reparación y mantenimiento
• Garantía elevada de los equipos (5 años) que reduce mucho más el coste total de los equipos. Hay que exigir esa garantía por escrito del proveedor y del fabricante. Un colegio no puede arriesgarse a menos tiempo de garantía con los cambios de modelos constantes y de mayoristas de distribución que no se responsabilizan de lo que vendió su antecesor y como los fabricantes están en China, puedes empezar a reclamar… Seguro que de las personas que lean estas líneas tendrán casos que se identifican a todas estas situaciones. Ha sido un mal endémico en todo el país después del ‘boom’ de las aulas interactivas. Así y todo, el cliente tiene la decisión final y si quiere instalarse monitores está en su derecho de realizarlo, pero debe asesorarse bien, y no poner monitores de pequeño tamaño para el tipo de aula concreta; y obtener la mejor garantía y servicio que le eviten problemas graves futuros. ¿Cuántos colegios tienen pizarras interactivas sin funcionar? Eso es por culpa de falta de servicio: proyectores averiados, pizarras averiadas, cableado mal hecho, falta de conexionado HDMI —imprescindible para conectar portátiles actuales desde hace mas de 4 años la conexión VGA ya no se usa—, falta de actualización de drivers que hace incompatible la pizarra con el sistema operativo que usa el profesor y un largo etcétera.

Son problemas que no van a desaparecer con los monitores de gran formato, todo lo contrario, ya que son más sensibles a características como resolución y otros detalles técnicos que harán de nuevo insufribles los problemas si no se tiene un servicio técnico adecuado.

Carlos Rivero

Director de Audiovisuales Data, S.L, empresa que ostenta las certificaciones ISO 9001 de gestión y la 14001 de medio ambiente.
(rivero@avd-pro.com)
Comentario del autor
He intentado no hablar de ninguna marca para mantener la imparcialidad, y estas líneas expresan mi opinión personal después de casi 18 años dedicados a la educación y las aulas interactivas
empresa certificada iso
error: Content is protected !!